ACCIÓN SOCIAL

“El voluntario no es un mero hacedor de proyectos, es un restaurador del sentido de la vida”. 
                                                                                                                      Luis Aranguren Gonzalo

El equipo de Acción Social un año más quiere continuar su labor de concienciación solidaria en el colegio. Vamos a continuar con los itinerarios que ya estaban en marcha los cursos anteriores y que contaron con la colaboración de muchos de los miembros de la comunidad educativa, y también habrá alguna innovación.

Los itinerarios son los siguientes: 

Grupo de Ayuda Solidaria:
Este año, y sin querernos atribuirnos el mérito, hay muchos alumnos voluntarios, más de 30. El año pasado este grupo estaba compuesto por alumnos de 1º y 2º de Bachillerato, éste hemos abierto el campo a los alumnos de 4º de ESO y la respuesta está siendo muy positiva. 
Este año intentaremos ir a algún sitio (ONG, asociación) con ellos para que tengan una experiencia solidaria fuera del centro.

Apoyos de Primaria
Este apoyo va destinado a alumnos de primaria que por diferentes circunstancias socioeconómicas, familiares y escolares necesitan un apoyo extra.
Contamos con un amplio número de voluntarios de segundo y de primero de Bachillerato, así como profes de primaria y secundaria.
Es un apoyo bastante individualizado que favorece el aprendizaje curricular y social.

Concienciación de campañas:
-          Domund
-          Operación Kilo

FASFI    
Nuestra colaboración con FASFI no está centrada en un solo día, sino en una serie de momentos solidarios: semana FASFI, festival de Infantil, café y bocata solidario entre otros. En el colegio existe también un “Rincón FASFI”
Cada año desde el grupo de Acción Social se elige un proyecto en coordinación con FASFI, para intentar cubrir todos los proyectos  que lleva a cabo la Fundación,  al que se destinará el dinero recaudado.
Nuestro colegio ha decidido colaborar este año con el proyecto de FASFI (Fundación Ayuda Solidaria Hijas de Jesús) "Erradicar la desnutrición de niños y adolescentes en la localidad del Valle de Elías Piña”, en República Dominicana.
El Valle de Elías Piña es un lugar aislado, carente de agua corriente y potable. Los habitantes del Valle se consideran apátridas, es decir, carecen de nacionalidad legal y por lo tanto, no tienen derechos; están olvidados por la sociedad.  En el Valle tampoco hay comercios ni transporte público, tienen únicamente un centro médico y una escuela. Por ello, tratamos de colaborar para mejorar la salud y la educación de los niños, jóvenes y mujeres que viven en situaciones de extrema pobreza. El dinero total que queremos recaudar entre el Mater y otros centros que se han sumado también a la causa, es de 28.300€. Entre todos, sumamos.
El Valle es un lugar desconocido para muchos, donde detrás de esas montañas se esconde mucha vida, muchos sueños disfrazados de pobreza, esperanza, alegría, tristeza,… Un lugar donde todos los niños disfrutan yendo a la escuela todas las mañanas soñando con aprender y luchar por un futuro mejor. Un lugar donde las mujeres aprenden a leer y escribir. Un lugar donde las Hijas de Jesús se implican cada día con amor, fe y alegría para lograr que el Valle sea un sitio de paz para vivir con oportunidades. Un lugar donde cada mirada, cada sonrisa, cada gesto, cada acción te mueve y te remueve, y hace que te impliques más y te enganches.
Terminamos con una reflexión de Ana Medina, una voluntaria malagueña que estuvo el verano pasado en el Valle de Elías Piña colaborando: "GRACIAS por TODO". Os recordaré todos los días y aplicaré en mi vida todo lo que me habéis enseñado con la vuestra. Espero haber dejado una pequeña huella en vuestras vidas y haber sabido transmitir esperanza”.
Y recordad: “A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota” (Madre Teresa de Calcuta).

Contamos con vuestra colaboración como siempre.