miércoles, 11 de abril de 2018

DECÍDETE A DERRIBAR EL MURO DE LA INTOLERANCIA Y LA INDIFERENCIA

Durante la semana pasada, nuestros alumnos tuvieron diferentes experiencias para comprender cómo se sienten las personas que tienen alguna disCAPACIDAD. Esperamos que no se quedara en una simple actividad sino que en el día a día notemos cambios para una sociedad mejor.
Dicen que la valía de una sociedad o de cualquier grupo se mide por la capacidad que tiene de acoger a los miembros más débiles, a los diferentes.
Algo de esto nos enseñó Jesús de Nazaret, no porque fuera muy inteligente y descubriera grandes inventos sino porque iba por la vida interesándose por los que hoy llamaríamos distintos y discapacitados.Cojos, ciegos, paralíticos, mancos, lisiados... aparecen con frecuencia en los relatos evangélicos porque Jesús centró gran parte de su actividad en remediar sus males, desgracias y sufrimientos.